Principales beneficios del aislamiento en una casa de madera

Sin importar la finalidad que tenga pensada para una casa de madera en su jardín, desde un espacio en el que puedan alojarse sus visitantes, pasando por las casetas destinadas a ser una oficina, y hasta llegar a cobertizos para utilizar como talleres, garajes, sala de juegos o gimnasio casero, un buen aislamiento aumentará el confort y la durabilidad de este tipo de construcciones.

wooden house

Las ventajas de un aislamiento correcto en su casa de madera van mucho más allá de la comodidad, ya que este tipo de acción en paredes, techo, suelo y ventanas del espacio puede garantizar la climatización de este, además de subir potencialmente los niveles de eficiencia energética, ya sea para tener una cabaña cálida durante todo el invierno, o un lugar fresco y frío durante veranos calurosos.

Dígale adiós a la humedad

Un correcto aislamiento en su casa de madera le mantendrá sin preocupaciones relacionadas al moho y el deterioro estructural de la edificación, además de que se protegerán mucho mejor los muebles que tenga en el interior de esta. Ya sea a causa de la lluvia o de la humedad persistente en la ciudad en la que viva, si cuenta con aislantes términos en el sitio no tendrá que preocuparse por estos temas. 

Un ahorro energético para tener en cuenta

Pensar en las facturas de luz asociadas a un dispositivo de calefacción que debe estar encendido durante gran parte del día puede ser un quebradero de cabeza para los propietarios de una casa de madera, por lo que el aprovechamiento de un buen aislante térmico puede mantener una temperatura cálida durante todo el día en este tipo de casetas.

¿Y qué hay de los meses de verano?

La madera es un material que, siempre y cuando esté bien aislado, no solamente puede otorgar beneficios a nivel de calor, sino que también puede prepararse para mantener un clima fresco durante los meses más calurosos del año sin tener que acudir a la ayuda de un aire acondicionado encendido durante todo el día, ya que bastaría con un par de ventiladores y unas ventanas bien posicionadas en el lugar. 

Un espacio para mantener seguras cualquier tipo de pertenencias

¿Y qué hay de los cobertizos de madera que tienen la finalidad de ser trasteros, garajes o cualquier otro lugar de almacenamiento? Pues que un correcto aislamiento le permitirá mantener en buen estado todas las cosas que guarde en este lugar. Es una ventaja que garantizará la durabilidad de la estructura y, al mismo tiempo, el estado de los objetos almacenados en esta. 

Claves para un perfecto asilamiento de paredes, suelo, techo y ventanas de su casa de madera  

A continuación, pasemos a detallar las técnicas que definen un aislamiento más que correcto en cada una de las partes de su casa de madera: 

  • Aislamiento de las paredes: para aislar esta parte de las casetas de jardín lo mejor es optar por un modelo de pared doble, en los que el panel de material aislante esté instalado entre cada una de las capas que conforman las paredes de la cabaña en sí.

  • Aislamiento del suelo: los paneles de aislamiento para el suelo de las casas de madera se colocan entre el mismo suelo y las vigas de soporte, ya que de esta forma se garantiza la impermeabilidad de lugar para evitar a toda costa cualquier problema de humedad que pueda surgir.

  • Aislamiento del techo: en este caso lo paneles aislantes deben colocarse entre las tablas del techo y las tejas exteriores, sin importar el material en el que están construidas las segundas. Adicionalmente, una membrana de difusión también puede instalarse para ayudar a que la humedad acumulada en el espacio pueda salir de la casa de madera sin problemas.

  • Aislamiento de las ventanas: este último elemento dependerá del modelo de casa de madera por el que se decante al final, ya que es un aspecto que viene cubierto directamente por las ventanas de doble acristalamiento, las de PVC y las de madera. 

CONCLUSIÓN

Como se habrá dado cuenta, los aspectos de aislamiento en su caseta de jardín dependen de diferentes factores, y a través de este medio aumentará la duración de la construcción, asegurará un clima óptimo en el interior de esta y cuidará directamente la conservación de los muebles y objetos que almacene en el interior de la cabaña o casa de madera.