Construcción de una caseta de jardín con aislamiento térmico

La mayoría de los clientes de Casetas de Jardín 24 disfrutan de sus casetas durante todo el año. Ya sea que desee comprar una oficina de madera, gimnasio de jardín, sala de yoga, caseta de jardín, sala de billar, sala de juegos, casa de huéspedes o un comedor de jardín, no querrá limitar su uso a cinco o seis meses al año.

Construir una caseta u oficina de jardín con aislamiento térmico para poder utilizarla durante todo el año es más fácil de lo que piensa. Para lograrlo, solo hay que añadir al kit estándar de caseta el aislamiento del suelo y del techo, tela asfáltica duradera o tégola para el tejado, así como calefacción ligera para los meses más fríos y aire acondicionado para los meses de verano. Aislar la caseta también ayuda a mantenerla más fresca en los meses de verano.

Compartimos unas fotos de la caseta de madera de 30 m² cuyo montaje completamos recientemente. A esta caseta hemos puesto aislamiento térmico de suelo y techo, y un tejado de caucho EPDM.

Nuestro cliente quería construir un taller de arte y otras aficiones en su jardín, por lo que adquirió la Casa de Madera C, que es uno de nuestros modelos de casetas de jardín más vendidos. El kit estándar de esta y otras casetas de 70 mm vendidas por Casetas de Jardín 24, incluye tablones extra gruesos de 70 mm y otras piezas de madera prefabricadas hechas del mejor abeto nórdico de crecimiento lento, vigas de base impregnadas de 94 mm, tablas de suelo de 28 mm, tablas de techo de 18 mm, varillas metálicas de refuerzo para insertar en agujeros pretaladrados en algunas partes de las paredes, cuatro varillas metálicas anti-tormenta insertadas a través de toda la pared y fijadas con tuercas en las cuatro esquinas, puertas y ventanas con doble cristal de excelente calidad, tela asfáltica básica para el techo y todas las fijaciones de metal.

La construcción de una caseta de madera siempre comienza por la base. Nuestro cliente eligió una losa de hormigón, que es el tipo más común para las casas de madera grandes. Este tipo de base es duradera y garantiza un buen nivelado y estabilidad de la caseta.

El montaje de la caseta junto con el aislamiento duró dos días. Puede ver el proceso completo de montaje de una caseta de madera de 44 mm en este video de 20 minutos. Para aislar el techo y el suelo utilizamos paneles de espuma rígida de 25 mm. Panel de espuma rígida de poliisocianurato (PIR) es un aislante de alto rendimiento, ideal para superar puentes térmicos, y viene muy bien para usar entre las vigas.

Una vez que la caseta esté montada, pero antes de colocar el suelo y el tejado, instalamos los paneles de aislamiento. Para el suelo, los paneles se cortan a medida para ajustarse cómodamente entre las vigas de la base. Una vez que los paneles estén fijados con tornillos, colocamos las tablas del suelo. Para el techo, los paneles de aislamiento se colocan en la parte superior de las tablas del techo y se fijan con tornillos. No son visibles desde el interior de la caseta.

Nuestro cliente eligió RubberCover EPDM de Firestone para el tejado. EPDM es una membrana de alto rendimiento con accesorios que facilitan una cubierta sin juntas.  EPDM es una buena opción ya que es un material muy duradero. Para fijar el EPDM en su lugar, se aplica pegamento en la parte superior de los paneles de aislamiento y se coloca la cubierta de caucho encima. Los bordes se terminan con elegantes perfiles que proporcionan un sellado seguro y hermético. En los bordes también se pueden colocar canalones si es necesario.

Otra forma de cubrir y proteger el techo de la caseta son las tejas asfálticas. Utilizamos tejas asfálticas de la marca Icopal hechas en Finlandia, que vienen en diferentes colores y tienen una garantía de fábrica de 15 años.

Como resultado, nuestro cliente adquirió 30 m² de espacio adicional para usar durante todo el año. Toda la obra, incluido el montaje de la caseta sobre una base ya hecha, aislamiento térmico y mano de obra, así como un tejado seguro y duradero, se completó con un presupuesto de 14000 euros, que es una de las formas más rentables de ampliar su vivienda o añadir espacio para cualquier necesidad.