6 razones para construir una caseta de jardín

Una gran cantidad de personas tienden a sentir que ya cuentan con todo lo necesario en viviendas cuando tienen una casa espaciosa y bien equipada para vivir, ya sea por sí solos o junto a una familia. ¡Y no vamos a negarlo! A diferencia de un piso o apartamento, una casa propia puede traducirse en muchas cosas, desde una demostración de logros personales y hasta llegar al cumplimiento de una promesa para tu pareja o hijos. 

No obstante, la mayoría de quienes tienen una casa también tienen a su disposición un patio de espacio variable, ya sea pequeño, mediano o marcadamente grande. Y justamente ese lugar no siempre está siendo aprovechado de la forma más idónea. 

¿Nunca ha pensado que una caseta de jardín puede ser lo que le está faltando a su hogar para convertirse en un verdadero paraíso en la tierra? Tenga en cuenta que este tipo de construcciones pueden tener una importante cantidad de funcionalidades, ¡y actualmente se pueden comprar prefabricadas y listas para levantarse en pocos pasos! 

El espacio ideal para la oficina en casa 

Con el auge del teletrabajo a raíz de la pandemia del COVID-19, son cada vez más las empresas y campos laborales que se están sumando a la delegación de jornadas medias o completas desde casa a sus empleados y profesionales en general, por lo que puede ser un momento perfecto para sacar adelante el proyecto de una oficina en casa que siempre ha tenido presente, pero que aún no se animaba a iniciar. 

Una caseta de jardín se ajusta perfectamente a este tipo de construcciones destinadas exclusivamente al trabajo, sin importar la disciplina profesional en la que se desempeñe. Desde curros completamente manuales y pesados, pasando por labores que exigen gestionar un equipo de empleados a distancia, y hasta llegar al casi infinito terreno de los autónomos, prácticamente no existe oficina que no pueda acondicionarse en su patio. 

Reparaciones estructurales de bajo coste (¡y en poco tiempo!)

A diferencia del mantenimiento de una vivienda principal, las reparaciones de una caseta de jardín son muchísimo más económicas y sencillas. Además, este tipo de construcciones están fabricadas con madera, un material flexible y adaptable a diferentes tipos de climas y condiciones. ¡Las remodelaciones no serán un dolor de cabeza en este caso! 

Un lugar adicional para el almacenaje de trastos y otras cosas 

Los trasteros de las casas modernas no siempre son tan espaciosos como uno quisiera, y si tiene más de un hijo es muy probable que ya se esté quedando corto a nivel de espacio de almacenamiento en el hogar. Por ende, un pequeño cobertizo podría ser lo que está requiriendo para guardar esas cosas que se están acumulando en los pasillos de la vivienda principal. 

Una alternativa para el emprendimiento turístico o de alquiler laboral 

Tener una caseta de jardín en el patio de su casa principal no necesariamente tiene que representar un gasto que nunca se recuperará. Es más, este tipo de construcciones pueden servir para mucho más, ¡incluso para iniciar un emprendimiento propio en el terreno turístico o de alquiler de espacios de oficina! 

Podría construir una acogedora cabaña que funcione como hospedaje para los viajeros que pasen por su zona, al mejor estilo de Airbnb u otras empresas de corte similar. O también es posible acondicionar el lugar como una oficina que puedan alquilar emprendedores o personas que trabajen en proyectos a modo de autónomos. 

¡Y también es una opción para aumentar el valor de tu casa principal! 

Si el formato de alquiler turístico o laboral es algo a lo que no está dispuesto a ajustarse, una caseta de jardín en el patio de su vivienda principal, siempre y cuando se mantenga cuidada y conservada a lo largo del tiempo, es un elemento que le agregará valor al precio de su vivienda a futuro. 

Un refugio igualmente adaptable al verano y al invierno 

Durante los meses más calurosos del año, su caseta de jardín podrá transformarse en el lugar de encuentro para reunir varias amistades y compartir algunos cocteles refrescantes. Y, al mismo tiempo, este tipo de construcción también está en la capacidad de adaptarse a los climas más fríos. 

Solamente bastará con agregar en el sitio algunas mantas adicionales, colocar un radiador portátil, ¡y eso es todo! Con esos accesorios tendrá a su disposición un acogedor y tranquilizador refugio invernal también.