• Guía de aislamiento térmico de una casa de madera

    Generalmente, las casas de madera se comercializan como bungalós para el verano, lo que no significa que no puedan utilizarse durante todo el año. Si está considerando invertir en una casa para el jardín pero le preocupan los meses fríos de invierno, ¡tenemos buenas noticias! Las construcciones de madera son versátiles y se pueden convertir en espacios acogedores para trabajar, descansar, disfrutar de las aficiones, o para cualquier otra actividad.

    Realizar tareas de trabajo resulta difícil e incómodo si el espacio no está bien aislado. Por lo tanto, si está pensando en utilizar su oficina de jardín en los meses de invierno, primero debería aislarla térmicamente. Siga leyendo para descubrir cómo mantener su casa de madera cálida.

    Casa de madera

    Cómo mantener la casa de madera cálida durante el invierno

    Si todavía no ha comprado su casa de madera y está contemplando hacerlo en breve, tendrá que considerar los siguientes aspectos:

    Paso 1 – Elegir la ubicación correcta

    En la construcción de una casa, el factor clave es la ubicación. Antes de empezar el montaje, asegúrese de elegir el lugar idóneo en el jardín. Preferiblemente, la casa debería estar a la sombra durante las horas centrales del día en verano, y recibir algo de sol en invierno. Mucha gente elige la orientación de la casa de tal manera que las ventanas están orientadas hacia el sur. Árboles, setos y muros pueden proteger la casa de madera del viento frío, así que merece la pena tenerlos en cuenta.

    Otro aspecto importante a considerar es la superficie de su jardín o patio. ¿Existen sitios que tienden a acumular humedad y barro? Si este es el caso, será mejor construir una base elevada o instalar pavimento.

    Paso 2 – Grosor de la pared

    Como ya sabe, las casas de madera se construyen con tablones de grosores diferentes. La mayoría de las casetas de madera que encontrará a la venta tienen paredes de entre 19 mm y 28 mm. Son más asequibles, pero adecuadas solo para climas cálidos y para utilizarse solamente en primavera y en verano. Si necesita la caseta para almacenaje, no tiene por qué preocuparse por el grosor de las paredes.

    Sin embargo, si quiere utilizar la casa de madera como alojamiento adicional, oficina en casa, sala de juegos, sauna de exterior o vivienda, debería comprar una casa con paredes de entre 40 mm y 92 mm. Nuestras casas de madera, bonitas y prácticas, están hechas de abeto nórdico de crecimiento lento, una madera densa con más propiedades aislantes que otros materiales.

    A medida que se acerca el invierno, más y más gente hace preguntas sobre los mejores materiales para aislar térmicamente las paredes de sus casas de madera. Existen muchos blogs y foros que recomiendan el uso de papel de aluminio, placas de yeso, e incluso plástico de burbujas para forrar las paredes. Sin embargo, no recomendamos estos materiales, porque algunos son inflamables y pueden poner en peligro a las personas. Si elige una casa de madera con paredes gruesas, evita la utilización de materiales peligrosos para aislarlas. La madera es un aislante natural que tiende a expandirse en ambientes húmedos y la instalación de paneles lo impide. Es mejor dejar la madera a su aire y elegir nuestro kit de aislamiento para suelo y techo, que es muy fácil de instalar y muy eficiente.

    Paso 3 – Aislamiento del techo

    Si ha decidido usar su casa de madera durante todo el año, necesita pensar en aislar el techo. Este tipo de aislamiento térmico es muy rentable y notará una reducción drástica del gasto en calefacción. Es mejor instalar el aislamiento en el techo durante la construcción de la casa.

    Ofrecemos un kit de aislamiento térmico, consistente en tableros OSB de 12 mm y paneles aislantes de 30 mm. Es bastante sencillo de instalar. Primero, hay que ajustar los paneles aislantes encima de las tablas de techo. Luego, los tableros OSB se colocan sobre los paneles y se atornillan. Por último, el tejado se cubre con tejas, tela asfáltica o similar.

    Si ya ha construido la casa y desea añadir aislamiento, puede instalarlo entre las viguetas de techo o forrar el techo entero, incluyendo las viguetas, con paneles aislantes. La desventaja es que el aspecto de la casa no resultará tan atractivo y parecerá más pequeño.

    Paso 4– Aislamiento del suelo

    Como se mencionó anteriormente, es mejor instalar el aislamiento mientras se construye la casa. Recomendamos elegir la opción de «Kit de aislamiento térmico para suelo y techo» al hacer el pedido de una de nuestras casas de madera. El aislamiento del suelo consiste en paneles de 30 mm. Para asegurarse de que los paneles están a la misma altura y para fijarlos, aconsejamos utilizar tornillos o listones. La instalación tarda normalmente 4-5 horas y podrá utilizar su casa de madera bien aislada durante todo el año, sin preocuparse por la llegada del tiempo invernal.

    Paso 5 – El toque final

    Su oficina de jardín está ahora equipada con aislamiento de suelo y techo. Solo tendrá que añadir los muebles y accesorios para reducir corrientes de aire y pérdidas de calor. Las alfombras son muy eficientes y la gente lleva miles de años utilizándolas. Son asequibles y acogedoras, y tienen muchos diseños, colores y materiales entre los cuales elegir. Las más populares son las alfombras de lana, porque son las más cómodas, duraderas, no alergénicas y menos inflamables en comparación con las opciones sintéticas. Si no ha instalado ningún sistema de calefacción, debería comprar un calefactor portátil.

    Opciones de calefacción para casas de madera

    Una vez que haya decidido el grosor de las paredes e instalado el aislamiento térmico, debería analizar las opciones de calefacción. Existen varias alternativas y cada una tiene sus ventajas y desventajas, por lo tanto merece la pena buscar información antes de elegir un sistema de calefacción.

    Eléctrica

    Si decide utilizar energía eléctrica para calentar su casa de madera, no tendrá muchas complicaciones. Solo necesita instalar unos enchufes. Lo mejor de la energía eléctrica es que no hay que preocuparse por el humo, suministro de combustible, riesgo de incendios o medidas de seguridad. Algunas de las opciones más eficientes y populares de la calefacción eléctrica son las siguientes:

    • Convectores
    • Radiadores eléctricos
    • Radiadores de aceite
    • Calefactores infrarrojos
    • Calefacción de aire forzado
    • Termoventiladores
    • Chimeneas eléctricas
    • Suelos radiantes

    Otras opciones

    Aunque los calefactores eléctricos son muy cómodos de usar, otras opciones pueden resultar más económicas. Si su caseta no tiene cuarto de baño y por lo tanto no hay necesidad de evitar la congelación de tuberías, una estufa de leña podría ser la mejor alternativa. Las estufas suelen ser más caras y más difíciles de instalar, pero los gastos de funcionamiento son bastante más bajos. Además, hacen que la casa de madera sea más acogedora.

    También podría instalar paneles solares en el tejado, son respetuosos con el medio ambiente y rentables. Aunque la inversión inicial es grande, a largo plazo reducen la factura de luz. Sin embargo, como dependen del tiempo, podrá necesitar un sistema de respaldo.

    Si tiene cualquier pregunta sobre nuestros productos, cómo adaptar la casa para poder usarla en invierno, y qué sistemas de calefacción funcionan mejor, no dude en contactar con nosotros. ¡Estamos encantados de ayudarle!

    back to top