Posted on

Detalles para la compra efectiva de un cobertizo de madera

La funcionalidad de los cobertizos de madera ha ido aumentando con el paso del tiempo. Ya no solamente estamos hablando de un espacio destinado a funcionar como un depósito para todas las cosas que están estorbando o apropiándose de mucho espacio en casa, ¡aunque esta misión la siguen cumpliendo con facilidad, siempre y cuando apuntes a un modelo bien fabricado! 

Actualmente también puede aprovechar un cobertizo de madera para otras finalidades, tales como un espacio exclusivamente dedicado a la jardinería y cultivos de interior o sombra, un taller o pequeño estudio para trabajar actividades relacionadas con el campo del arte, la creatividad o la orfebrería, o como estacionamiento para motos, bicicletas u otro tipo de vehículo de tamaño reducido, además de otras ideas que compartiremos a lo largo del presente artículo. 

¿Está pensando en hacerse con un cobertizo de madera, pero no sabes cómo confirmar que su plan de acción esté completamente libre de fallos? A continuación, encontrará toda la información necesaria tener todo controlado en la planificación de su nuevo espacio de jardín. 

El abeto nórdico es su camino: ¡Dígale no a los “ahorros” de hierro o resina! 

Es muy probable que en su investigación de mercado encuentre alternativas de metal o resina a costos un poco más bajos que los cobertizos de madera, pero este tipo de ahorros tienen altas probabilidades de convertirse en un quebradero de cabezas a futuro. Los cobertizos de metal generalmente no incluyen suelo, y con el tiempo este tipo de estructuras tienden a oxidarse. 

Mientras que los fabricados con resina son un riesgo para cualquier objeto que vaya a permanecer en el interior del cobertizo, ya que este material genera condensación; el aislamiento del calor es casi nulo, ¡al punto de que las puertas pueden no llegar a cerrar en días particularmente soleados!; y todo ello sin mencionar lo poco estéticos que pueden llegar a ser estos cobertizos de resina. 

Al seleccionar un cobertizo de madera está apostando por mayor durabilidad, diseño de primera y adaptabilidad a una gran cantidad de usos. Y entre los materiales de construcción, sin dudas el abeto nórdico es uno de los mejores materiales en lo que puede confiar al seleccionar algún modelo prefabricado.

Mucho más que un depósito en el jardín de casa

Como mencionamos al principio del artículo, los cobertizos de madera de buena calidad le ofrecen un abanico de posibilidades de uso equiparable con otras construcciones de jardín, tales como las casetas y casas de madera

  • Cocina: ya sea una segunda cocina para ocasiones especiales, o la cocina principal para casas de pequeño tamaño, los cobertizos de madera son perfectos para albergar estos recursos. 
  • Baño auxiliar: al igual que la idea anterior, los cobertizos de madera también pueden ser transformados en baños adicionales al de su hogar. 
  • Casa de piscina: para los días más calurosos del verano no hay nada como un buen chapuzón, y tener un pequeño cambiador y depósito para las cosas de la piscina en su jardín es tan sencillo como instalar un cobertizo de madera para ello. 

¿Y qué hay del grosor de la madera? 

Todo dependerá del tipo de uso que le vaya a dar a su cobertizo de madera. Si está pensando en un espacio donde usted u otras personas van a pasar ratos largos de tiempo, lo mejor que puede hacer es buscar un modelo con paredes de grosor de 34 milímetros por su aislamiento, aunque es importante resaltar que estas son las opciones menos comunes en el mercado de los cobertizos, principalmente debido a que en medidas cercanas se pueden obtener casetas de jardín o afines. 

El grosor más común para las paredes de los cobertizos de madera multifuncionales y prefabricados es de 28 milímetros. Es un número que garantiza solidez y durabilidad, además de la seguridad de mantener a salvo de la humedad u otros inconvenientes a las cosas que se almacenen en su interior. 

Con todo lo anterior tenemos los aspectos esenciales de los cobertizos de madera cubiertos para que continúe con su búsqueda. Y en caso de que todavía tenga alguna duda, no dude en dejarnos un comentario y estaremos encantados de atenderle.

Posted on

Cómo construir un cobertizo de madera en 7 pasos

cobertizo de madera

Desde la necesidad de un lugar de almacenamiento para diferentes herramientas, pasando por la creación de un estacionamiento para las bicicletas, y hasta llegar a la posibilidad de poder contar con un espacio para guardar comestibles, son múltiples las razones que le pueden impulsar a conocer cómo construir un cobertizo de madera.

¡Y si el proceso está dividido en 7 pasos pues mucho mejor! Pero antes de entrar a fondo en el tema, comencemos por repasar una lista detallada de todas las herramientas y materiales requeridos para que su cobertizo de madera termine de convertirse en una realidad.

HERRAMIENTAS MATERIALES
– Un taladro – Madera machihembrada
– Una lijadora eléctrica – Vigas de madera específicas para pérgolas
– Una caladora o sierra de calar   – Pasadores y bisagras
– Un flexómetro – Tornillos y clavos
– Un destornillador eléctrico – Protector para madera exterior (tinte de su selección)
– Un lápiz – Tégola asfáltica y silicona
– Una sargenta en ángulo y una recta – Tratamiento para curar la madera
– Un nivel (instrumento de medición) – Listones para exteriores
– Una escuadra – Espuma de poliuretano
– Un metro o cinta de medir – Escuadras para paredes

Paso 1: ¡Siempre inicie por el diseño en el papel!

Luego de que tenga el espacio para el cobertizo de madera seleccionado, debe proceder con el diseño de este en papel. No tema si no es arquitecto o ingeniero civil, ya que con un poco orden todo estará bien. Recuerde iniciar por la estructura, y finalizar con las puertas, cobertura y techo.

Paso 2: Instale las vigas principales para la base de la estructura

No olvide que la viga final de su cobertizo de madera es la que marca el punto donde culminará el tejado, y que partiendo de una inclinación entre un 15 y un 20 por ciento podrá calcular la altura de la viga inicial, que es donde se colocará el techo y se soportará todo el peso de la estructura. Instale unas escuadras robustas en las paredes como soporte, y culmine con las vigas intermedias.

Paso 3: Complete el cubrimiento de las paredes con madera machihembrada

Aproveche el metro para medir los espacios de las paredes que serán cubiertos con la madera machihembrada (para exteriores), y seguidamente corte la misma con el nivel y proceda a su montaje.

Paso 4: Instale el techo de su cobertizo de madera

Corte e instale la madera para el techo del cobertizo en los puntos correspondientes, y no olvide dejar lugar espacio para la última lámina, que debe ser colocada al final del proceso para evitar imperfecciones.

Paso 5: Coloca las puertas en sus lugares correspondientes

Ya sean fabricadas por usted o compradas previamente, las puertas de su cobertizo de madera deben ser atornilladas a la estructura, y seguidamente aplicar el machihembrado correspondiente en estas (una lama de machihembrado cubriendo el exterior de cada una de las siguientes estructuras).

Paso 6: ¡Bisagras y cierres en acción!

Al tener las puertas atornilladas a la estructura de su cobertizo de madera la instalación de las bisagras será un juego de niños, siempre y cuando cuente con la ayuda de un nivel. Y seguidamente instale uno o dos pasadores en el exterior de las puertas para mantenerlas cerradas.

Paso 7: Impermeabilización del tejado y aislamiento final

Luego de instalar la tégola asfáltica en el techo, coloque perfiles de madera tanto en el tejado como en las paredes para protegerlos contra el agua, y selle todo con silicona. Mientras que en el interior es suficiente con la aplicación de espuma de poliuretano, ya que gracias a sus propiedades expansivas cubrirá todos los orificios de la madera en poco tiempo.

¡Y listo! Con esos sencillos pasos ya tendrá su propio cobertizo de madera construido, y solamente faltaría aplicar un tratamiento curativo a toda la madera utilizada para protegerla y mantenerla en buena forma, así como para extender su vida útil.